Historias reales, ficciones con historia.

17.2.09

El Día de Andalucía a través de la noche de la Historia

El 28 de febrero se celebra el Día de Andalucía, en referencia al momento en que se refrendó el deseo de poseer su autogobierno.



Para algunos aquello supuso una sorpresa, pero para muchos fue la consecuencia lógica de una aspiración que, como se apunta en el Estatuto actual, se había manifestado ya en la Constitución de Antequera de 1883.

En 1874 la Primera República Española ha desaparecido bajo un golpe militar, pero ha dejado tras de sí la semilla del Cantonalismo, que fue una reacción contra el Centralismo y una manifestación espontánea de reivindicación nacional. Sin embargo, en 1883 el centralismo ha vuelto a imponerse como única forma de gobierno con Alfonso XII, a pesar de eso, el deseo de manifestar la independencia de Andalucía se plasma en La Constitución Federal Andaluza, aprobada en Antequera, y que comenzaba de la siguiente forma en su Título I, artículo 1: “Andalucía es soberana y autónoma; se organiza en una democracia republicana representativa, y no recibe su poder de ninguna autoridad exterior al de las autonomías cantonales…”
El 25 de noviembre de 1885 moría de tuberculosis el rey, y aún tardaría seis meses en nacer su sucesor, pero el centralismo persistió e incluso ganó terreno en esa época, impidiendo que la Constitución de Antequera no fuera más que un papel sin valor, hasta que en 1918 Blas Infante la rescató en la Asamblea Regionalista de Ronda, que tendría su consecución un año más tarde en Córdoba donde se habla abiertamente de Andalucía como realidad nacional.
Sin embargo, hasta el mismo Blas Infante estuvo a punto de perder la ilusión de ver reconocida la identidad andaluza por unas clases dominantes, herederas en muchos casos, de los nobles castellanos que habían conquistado Andalucía siglos atrás, algunos de cuyos apellidos siguen siendo reconocidos en la actualidad.

La llegada de la II República benefició a la conciencia andaluza y en 1933 se forma en Sevilla la Junta Regional Andaluza, que proyecta un Estatuto de autonomía. Se eligió el mes de septiembre de 1936 para el referéndum que determinaría el deseo de los andaluces de poseer o no su autogobierno. Esta consulta popular no se pudo celebrar hasta el 28 de febrero de 1980, 44 años después, años en los que tras el asesinato de Blas Infante, se volvió a considerar a Andalucía sólo como una reserva de caza, sol y fiestas, sin mayor interés, ni personalidad.

Por eso, cuando el 4 de diciembre de 1977 se produjeron multitudinarias manifestaciones reclamando la autonomía en igualdad de condiciones que otras zonas del estado, algunos se sorprendieron, pero no era mas que una consecuencia lógica de la historia.
El Estatuto de autonomía andaluza aprobado en 1981 y reformado en 2007 comienza diciendo en el Título Preliminar y en su artículo 1: “Andalucía, como nacionalidad histórica y en el ejercicio del derecho de autogobierno que reconoce la Constitución, se constituye en Comunidad Autónoma en el marco de la unidad de la nación española…”
Y yo me pregunto, ¿está a la altura el actual Estatuto, o aún no se ha alcanzado al de 1883?
Cada uno podrá comprobarlo en estos enlaces:

Estatuto de 1981 (reformado en 2007):
http://webdeptos.uma.es/BiolVeg/Estatuto-Anadalucia.pdf

Constitución de Antequera 1883:
http://es.wikisource.org/wiki/Constitución_Federal_Andaluza_(1883))


No hay comentarios:

Publicar un comentario