Historias reales, ficciones con historia.

23.10.12

La mitad invisible

Existe una televisión en la que no hay gritos aunque se hable de una batalla...




...en la que no hay asesinatos aunque se recuerde una guerra; en la que las diferentes nacionalidades son sólo reflejo de distintas culturas. 

Una televisión en la que se recuerda que los descendientes de Al-andalus se asentaron en Tetuán, el mismo lugar que fue escenario para una gran obra del pintor Fortuny, que recibió el encargo de pintar la batalla como precursor de los reporteros de guerra. 

Una televisión que tanto si la viste ayer, como si la ves mañana siempre estará de plena actualidad, porque es una televisión que permanece invisible dentro de si misma, pero que vive dentro de:
La mitad invisible.



No hay comentarios:

Publicar un comentario