Historias reales, ficciones con historia.

21.5.13

Castellar, la frontera del tiempo

Desde las murallas de Castellar es fácil verlo todo, hasta cómo la historia ha dejado su huella en Andalucía. 





Desde el siglo XIII se mantiene en pie una fortaleza única en el mundo, tanto por su valor histórico como por ser un refugio vivo de los pocos hippies que aún quedan en el planeta, lo que atrae a todo tipo de turistas.



A principios de los setenta se construyó el pueblo nuevo, en el llano y mejor comunicado con el Campo de Gibraltar, propició el abandonado de Castellar, que sería repoblado pocos años después por gentes que buscaban paz y  amor, dicen que uno de aquellos hippies había sido un importante ejecutivo de Coca-cola, que dejó todos los lujos para ser feliz en el viejo Castellar. 
Lo que es seguro es que una idílica felicidad se respira por sus calles, lo que te permite sin ningún esfuerzo revivir cualquier época de la historia...


No hay comentarios:

Publicar un comentario