Sin historia, no hay nada que contar.