MEMORIA


Ahora más que nunca hace falta que recurramos a la memoria, para no olvidar lo que vivieron nuestros antepasados y evitar que lo volvamos a vivir nosotros.

Hace falta que recordemos que no hace tanto tiempo, aquí mismo, hubo un enfrentamiento entre hermanos y vecinos. Aún no hace cien años que nuestros abuelos o bisabuelos tuvieron que ver y sufrir esa desgracia en la que todos salieron derrotados, porque lo perdieron todo como país y como personas, porque perdieron la economía, pero también perdieron la dignidad y demasiados perdieron la vida.
No está de más que recordemos nuestra última guerra civil, porque cada vez quedan menos personas que sufrieron sus consecuencias y por eso cada día escuchamos demasiados gritos de odio y de reproche. Tenemos que ser valientes para ignorar las provocaciones y tener mucha inteligencia para ignorar los ataques de quienes sólo pretenden fomentar el miedo y el odio. Por eso, no olvidemos recordar el pasado, para no volver a él.