TELETRABAJO


En esta pandemia, o crisis, como ya se le llama abiertamente, hemos escuchado hasta la saciedad hablar del teletrabajo, algo que algunos conocemos desde los remotos tiempos del Pentium, o incluso antes…

Yo, por suerte, o por lo que sea, hace muchos años que teletrabajo. A principios de los noventa no era tan cómodo como ahora, porque gastábamos rollos enteros de papel de fax para la documentación o los guiones. Era un papel feo e indomable, se enrollaba solo, se borraba, y costaba un dineral... 

Ahora todo es más fácil, tenemos mail y cloud para enviar, recibir o almacenar trabajos y documentos. Hay teléfono fijo y móvil para hablar durante horas, si hace falta. También podemos hacer reuniones por Zoom, por Meet, o por cualquier otro sistema, Se pueden corregir trabajos online, incluso escribir directamente en la nube… 
Gracias a esta crisis ya lo sabemos absolutamente todo del teletrabajo y de sus nuevos recursos, ya sólo nos falta que haya trabajo, en todos los sectores profesionales, pero en lo que al mío se refiere, es urgente que haya trabajo en la tele, para poder teletrabajar.