TEJADO

En estos tiempos extraños, quienes deberían ser más responsables, se dedican a cometer continuas irresponsabilidades.


Antiguos servidores públicos hablan en privado de actuar contra el público... Y lo hacen con la candidez de quienes piensan que en las redes sociales algo puede ser privado. Acto seguido se movilizan los que deberían mantener el orden y la responsabilidad tanto en lo público, como en lo privado y con su reacción solo consiguen expandir aún más el mensaje de odio, ese que nunca debería haber surgido ni en conversaciones públicas ni privadas.

Y así, todos al unísono, siguen tirando piedras contra su propio tejado, que es el tejado de todos y utilizando cualquier motivo para expandir y aumentar el odio y apedreamiento público. ¡Qué gran irresponsabilidad!