Porcentajes

Los porcentajes y las estadísticas mienten y, al mismo tiempo, dicen la verdad y es que los datos son tan mentirosos como las personas que los utilizan.


Vivimos una era en la que los datos estadísticos parecen dominarlo todo y hay datos para todo, porque pueden decirnos una cosa y la contraria. Todo se puede justificar con un dato, por ejemplo, si queremos decir que la economía ha mejorado, sólo tenemos que dar el dato del volumen de negocio de tal o cual empresa, pero si lo que queremos decir es que la economía está empeorando, entonces utilizaremos los datos de las empresas que han cerrado en el último mes... Y ambos datos pueden ser ciertos, pero está caro que la economía no puede mejorar y empeorar en el mismo periodo, ¿entonces? ¿Quién miente? Pues eso es lo peor, no miente nadie, porque tampoco nadie dice toda la verdad.

Esa es la gran trampa de los datos estadísticos, que siempre justifican lo que queremos que justifiquen y para eso solo tenemos que coger el dato adecuado, algo que hacen habitualmente todos los que se empeñan en defender SU verdad...


fuente de la imagen: http://mateadmiupao.blogspot.com/2015/10/