Tormento


Andrés no puede respirar, Andrés sufre cada vez que sus gastados pulmones buscan aire. Andrés quiere que todo termine que “se acabe ya de una puta vez” dice Andrés, pero nadie le escucha y le ponen inyecciones, le miden la tensión y la respiración, le dan pastillas y le dicen que tiene que beber, que tiene que descansar, pero Andrés no puede más con eso que él llama "tormento". Andrés y sus pulmones quieren descansar, pero el sistema no se lo permite, no se lo puede permitir y vuelven a pincharle, y vuelven a decirle lo que debe hacer, cuando en realidad él ya no debería hacer mas que descansar... 
Antes morir era gratis, pero ahora, hay ocasiones en las que es, un tormento muy caro.

Dedicado a mi compañero de habitación.